sábado, 27 de junio de 2009

Abelardo Delgado -Poesía, lucha y dignidad-



En 1848 con el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, México cede a los Estados Unidos más de la mitad de su territorio, aproximadamente 2 millones de kilómetros cuadrados que incluyen los actuales estados de California, Nevada, Utah, Colorado y Nuevo México. Entre los notables aspectos del tratado, se encuentran los siguientes: se estableció al Río Bravo del Norte o Río Grande como la línea divisoria entre Texas y México; se estipuló la protección de los derechos civiles y de propiedad de los mexicanos que permanecieron en el nuevo territorio estadounidense. Además, Estados Unidos aceptó patrullar su lado de la frontera y los dos países aceptaron dirimir futuras disputas bajo arbitraje obligatorio. Los 75,000 mexicanos que no se movieron de sus territorios pasaron a conformar una "minoría étnica". Con el tiempo esa minoría fue creciendo hasta llegar a los treinta millones de personas de "origen mexicano" que viven hoy en en todo el territorio "americano" es de destacar que cuando el senado estadounidense ratificó el tratado, eliminó el Artículo 10, el cual garantizaba la protección de las concesiones de tierras dadas a los mexicanos por los gobiernos de España y de México. también debilitó el Artículo 9, el cual garantizaba los derechos de ciudadanía de los mismos dejando a los chicanos en una situación de indefensión y de marginalidad.

Es probable que la palabra "chicano" venga como apócope de "mexicano": y es de suponer que fuera en principio una palabra denigrante (dada la mala pronunciación de la x transformándola en ch) pero los chicanos con una solida literatura de resistencia y de lucha, con intelectuales surgidos en su mayoría de la clase trabajadora que valientemente denunciaron entre deportaciones y vueltas la discriminación a la que eran sometidos sus compatriotas, con su intenso activismo político transformaron el termino hasta convertirlo en materia de orgullo.

Es dentro de esta tradición de resistencia y lucha que se inscribe la poesía de Abelardo Delgado nacido en una humilde familia en Chihuahua, México, en 1930 con la que se traslado a El Paso donde pasó su niñez en un bloque súper hacinado con veintitrés familias y sólo tres baños a pesar de la pobreza y de jugar con todo en contra Abelardo se graduó de Bowie High School en 1950. En ese momento, la universidad, para un inmigrante mexicano era prácticamente imposible así que por muchos años trabajó en la construcción y en restaurantes.

En 1955, Lalo comenzó a trabajar con los jóvenes pobres en un centro comunitario en El Paso, ayudando a encontrar puestos de trabajo y oportunidades educativas. Ocho años después de terminar la escuela secundaria, Lalo logró encontrar su camino a la universidad y obtuvo una licenciatura en español de la Universidad de Texas en El Paso en 1962. A comienzos de los años 60, trabajó con César Chávez en el movimiento campesino, y más tarde se convirtió en el Director Ejecutivo del Consejo de Migrantes de Colorado. Durante este tiempo, también empezó a escribir poesía,. En 1969, publicó "Chicano: 25 piezas de un Chicano Mind", que incluía "Estupid America", su más conocido poema. Su poesía refleja las luchas, las esperanzas, sentimientos, deseos y sueños de los mexicano-americanos.

Además de su legado como artista y activista, Lalo fue un maestro ayudó a desarrollar muchos programas de Estudios Chicanos en universidades de todo el Oeste de los Estados Unidos, incluida la Universidad de Colorado, enseñó durante 17 años en el Metropolitan State College de Denver





Estúpida América

Estúpida América, mira a ese chicano
el gran cuchillo que tiene entre sus manos
no quiere asesinarte,
quiere sentarse en un banco
y tallar cristos,
pero tú no lo dejas.
Estúpida América, oye a ese chicano
que grita maldiciones en tu calle
es un poeta sin lápiz ni papel
y como no puede escribir estallará.
Estúpida América, recuerda a aquel chicano
que triunfó en matemáticas y en inglés
él es el Picasso de tus estados del oeste
aunque muera con mil obras maestras
colgando sólo en su cerebro.




Un día viene

Un día se acerca
en que la miseria terminará.
un día se acerca
en el que la pobreza
abrirá cuentas bancarias
en todas las naciones.
Un día se acerca
lo oigo venir
en el que los paisanos
reunirán a sus hijos una verde primavera
y se iran de vacaciones.
Creo que casi lo veo
un día se acerca
en el que los soldados
serán condecorados por tender los brazos
en lugar de matar a sus pobres hermanos.
Un día se acerca
en el que los amantes
se servirán en grandes tazones
un amor cálido y fiel
Un día se acerca
en el que el Cristo que regresa
será el Cristo, que nunca se fue.
Un día se acerca
en que los que los padres pedirán a sus hijos
una amistad duradera
en lugar de respeto.
Un día se acerca
en el cual los estudiantes
y los pobres obrero
serán mitad y mitad
de algo más fuerte.
Un día se acerca
en que los presos
saldrán a campo abierto
gritando libertad.
Un día viene,
Yo lo veo venir.

El Barrio


Yo soy ese pedazo de tierra
que siempre está esperando recibir la mano,
el único,
el que esta ciudad está tratando de ocultar.
Soy la casa de la gente a la que el sueño americano
mintió descaradamente.
Desde mi esquina quieta
veo las jóvenes morenas sin futuro
en su Lunes repetido de lavadanderos
veo como cuentan sus fábulas desgarradas
como un chisme de secado al sol
y como algunas comadres van de boca en boca.
Soy este desorden de calles con basura,
y el peso innumerable de la necesidad.
Mi naturaleza se llama emergencia
y nadie escucha.
Yo soy el alma mater de las almas y los cuerpos perdidos.
Soy la promesa incumplida del laboratorio
de un estúpido trabajador social.
Yo eructo como un volcán disgustado en sus entrañas
escupo al enfermo igual que al delincuente.
Soy el colchón podrido de una puta anciana
el lugar donde se entierran las ambiciones.
Yo soy el barrio, la favela, el gueto,
Donde el progreso se llama dolor en el pulgar
y se respira en el espíritu común
que termina siempre en explosiones
Yo Fabrico derrota de una plausible calidad,
conservadora, cómoda, alienada,
soy una casa para todos
los que sufren, la sed y el hambre.
Hasta formar un precioso escombro.
Soy humano,
mi piel absorbe enfermedades.
A través de la médula de mis huesos
una rata de juguetona
echa las cartas a tres cucarachas
mientras los piojos bailan una festiva pieza
como un barrio preparándose para la venida de Jesús.


El camino más seguro



Queremos ir a un lugar,
sin tenernos que arrastrar,
donde
la leche
y la miel
sean ríos y lagos.
Vagos esfuerzos
en la historia
nos traen a la memoria
que no hay tal lugar.
Uvar
que no crece a araña,
que no teje telaraña,
no atrapa moscas
y pronto se muere.


El camino más seguro
es el más duro,
el de piedra,
el de asfalto,
el de lucha.
Sólo luchando
se cumple el destino.
Sólo soñando
podemos
comparar
la realidad
que corta
y nos hace sangrar.
Lograr
quisiera
vivir
tanto tiempo
para poder ver
tal lugar
donde los niños juegan,
las mujeres, a más de ser amadas,
son respetadas,
donde los hombres
no conviertan sus prójimos en bestias,
donde los humanos no sean molestias.

Nota: La salvaje y bastante libre traducción de estos versos corrió a cargo de Carlos Juric y ojalá el poeta desde donde esté ahora no me lo tome a mal.

lunes, 22 de junio de 2009

Tres novísimos poetas para leer en domingo...




Queridos amigos, me complace presentar a estos tres poetas, cuyas formas irreverentes y desenfadadas así como renovadoras le dan aliento a este viejo oficio, tienen en común la incorporación al lenguaje poético de códigos propios de la publicidad, de la tecnología y sobre todo un espíritu desmitificador que los hace cercanos, espero que los disfruten...



Yanko González (Chile 1971), es autor de Metales Pesados (Ed. El Kultrún, Chile, 1998) y de Héroes Civiles y Santos Laicos -entrevistas a escritores chilenos- (Ed. Barba de Palo, 1999). junto a Pedro A. Araya, es autor de la traducción y estudio de La Muerte se Está Fumando mis Cigarros del poeta Charles Bukowski (Ed. Bajo el Volcán, 1996). Gran parte de sus trabajos circulan en revistas y diversas antologías como: «Poesía Chilena Para el Siglo XXI, 25 Poetas Jóvenes Chilenos» (Ed. Biblioteca Nacional de Chile, 1996); “Poetas Chilenos Jóvenes. Antología (Ed. LAr, 1998); “Antología de la poesía joven chilena”, (Editorial Universitaria, 1998); “Al tiro. Panorama de la Nueva Poesía Chilena” (Ed. VOX, Buenos Aires, 2001); Diecinueve (poetas Chilenos de los noventa) (J.Sáez, editor, 2006). Parte de su obra ha sido traducida al francés, Poesía,Poesía. 3 Poètes Du Chili (Universidad de Lille, Francia, 2002). Es compilador de algunas antologías de poesía, entre ellas: Voz Sero, Antología de Poesía Joven (Ed. Barba de Palo, 1994); Carne Fresca. Poesía Chilena Reciente (Ed. Desierto, México, 2002) y Zurdos. Ultima poesía latinoamericana. (Paradiso, Buenos Aires, 2004/ Bartleby, Madrid, 2005). El autor es doctor en Antropología.


porque

quien ama paga quien llora bala
y sola sana y sabe.

porque quien cava pena quien pasa sea
brea amnio apnea.

porque quien levita lame quien daña cala
sala raspa caldea.

porque quien huye atrapa quien posa afea
pierna piel presea.

porque quien veda evade quien cela rala
cruz cubil cadera.

porque quien soba miente quien escupe mea
mosto mies marea.

porque quien roza queda quien cierra amarra.

mossi, entiende

El lenguaje es un virus que viene del espacio
El lenguaje es un virus que viene de tu hambre
El lenguaje es un virus que viene del cobarde.

El lenguaje es un virus que viene de tu pena
El lenguaje es un virus que viene del calostro
El lenguaje es un virus que viene de la cendra

El lenguaje es un virus que viene del que ama
El lenguaje es un virus que viene de la flema
El lenguaje es un virus que viene de tu serna.

El lenguaje es un virus que viene de la tráquea
El lenguaje es un virus que viene de la fiebre
El lenguaje es un virus que viene de la tea

El lenguaje es un virus que viene de la lágrima
El lenguaje es un virus que viene de tu bilis
El lenguaje es un virus que viene de la urea.

El lenguaje es un virus que viene de los nervios
El lenguajes es un virus que viene de la ataxia
El lenguaje es un virus que viene de la muerte.

El lenguaje es un virus que viene de tu muerte
El lenguaje es un virus que viene de tu cáncer
El lenguaje es un virus que viene de tu frío.

El lenguaje viene que es un virus del que calla.



Malú Urriola (Santiago de Chile, 1967).

Ha publicado Piedras Rodantes, 1988; Dame tu sucio amor, 1994, Hija de perra, 1998 y Nada, 2003.
En el 2004 Recibe el Premio Mejor Aporte Televisivo, que otorga el Servicio Nacional de la Mujer a medios de comunicación, por el guión Sofía, (Una historia de maltrato a la mujer) dirigido por Christine Lucas, para la serie “Cuentos de Mujeres”, transmitido por Televisión Nacional de Chile en el 2003. En el 2004 Recibe el Premio Municipal de Poesía por el libro Nada. Y el Premio Mejores Obras Editadas 2004, que otorga el Consejo Nacional del Libro.
En el 2006 recibe el Premio Pablo Neruda.

XII

Hace tanto tiempo, querida amiga
acá los poetas mienten
y tus ojos son ya
un par de gorriones que se fornican
no sé dónde
reniego de la poesía
y todas esas vanalidades
la mistral ha muerto
neruda ha muerto
lihn ha muerto
sólo quedamos los necios.
Recuerdas cuando nos emborrachamos
amparadas por una chimenea medio loca
tú, estás allá ahora, recordándolo todo
con un suave dejo de melancolía
la puta melancolía que has guardado
largo tiempo en el anonimato
y un sol turístico cae
sobre tu rimbombante isla en el Mediterráneo
mientras acá el sol pega
sobre cientos de cabezas hastiadas.
Ah, querida mía
los seres somos tan maleables
de ahí la distorsión a la que Hugo
intentó someter el alejandrino.


Nada

Como si escribiera,
como si soñara que escribo
levanto una copa por esa noche que nos perdimos por Baires
y la trava exhibía sus gomas recién operadas
y me seguiste de bar en bar,
de noche en noche,
de muerte en muerte,
mientras el esmeralda de tus ojos
se clavaba en mí.
Lo mío es lo pequeño, lo inexacto, lo turbado,
lo que apenas puedo ver es lo que la cabeza comprende,
no escribo cosas extraordinarias,
no tengo el tic del poeta nacional,
detrás de la flor, la humedad.
No nacimos para nada grande,
apenas conseguimos una vida de artificial luz amarillenta
sobre la cabeza,
lejos, lejos de la cabeza,
existe un lugar donde los cóndores rozan la cordillera
como si por alas tuvieran palabras
Abajo la carroña citadina y la cruz del sur iluminándonos el cuero,
abajo la tierra, bajo los pies la tierra,
bajo la tierra, el cielo y el deshuesado recuerdo
de miles que tampoco han muerto para nada grande.
Al frente tus ojos, el pasado del futuro y el futuro del pasado
y esas caminatas por el Forestal
cuando no teníamos nada y por ello,
el mundo era nuestro.


Romina Eleonora Freschi nació en 1974 en Buenos Aires. Es Profesora y Licenciada en Letras por la U. B. A, donde participó de varios proyectos de investigación.

Es una de las fundadoras del proyecto Zapatos Rojos. Ha integrado además y/o colabora con otros emprendimientos y espacios como Salita Naranja, Espacio Feliz, Escuela Alógena, Kulturburg, Washington Cucurto, Byf, FCST, Proyecto Venus, Diccionario de Daisy, Living de la Poesía, El Surmenage de la Muerta, Color Pastel,etc. En el año 2002 fue invitada al Poesimöte I Malmö, festival internacional de poesía en Suecia, organizado por el poeta Roberto Mascaró y la Revista Encuentro, ocasión para la cual, en colaboración con Zapatos Rojos se editó un dossier de poesía sueca. Durante el 2003 fue una de las coordinadoras del desaparecido Cabaret Voltaire, Bs. As. Ese mismo año recibió un Subsidio a la Creación Artística de la Fundación Antorchas, que permitió la edición del libro El-Pe-yO y la segunda edición de redondel. En el 2004 recibió una beca de la Fundación Antorchas y el Banff Centre for the Arts de Canadá.



EL HÉROE DE ESTA GUERRA SE LLAMA SOLDADO DESCONOCIDO.
TODOS LE DICEN SOLDI.
PERO EN LA ESCUELA ENSEÑAN A LOS NIÑOS Y A LOS BERRUGOS A DECIRLE SEÑOR DESCONOCIDO.
SE ABREVIA SOLDESC.
SU NOVIA LO LLAMA SOL.
SU MADRE SOLSÍN.
EN INGLÉS ES UNKNOWN SOLDIER.
BLANCHE Y LULI NO LO LLAMAN. NO QUIEREN QUE SEA EL HÉROE DE LA GUERRA. BLANCHE Y LULI QUIEREN SERLO.
LOS RICOS LO DESPRECIAN Y DICEN QUE SE LLAMA JUAN PÉREZ.
YO NO LO CONOZCO.
SOLDADO DESCONOCIDO SE DICE YO.



BLANCHE Y LULI INVENTARON UNAS PISTOLAS LÁSER QUE VEMOS EN LA TELE. DE TRASNOCHE SÁBADO A LA MAÑANA LAS VIERON EN UN BOSTEZO DE ABURRIMIENTO TELEVISIÓN. Y SE ENCAPRICHARON . -LAS QUEREMOS!!!.
SIN DORMIR NUNCA MÁS ESA TRASNOCHE, TRABAJARON DÍA Y NOCHE CONSTRUYENDO LAS PISTOLAS. Y CUANDO LAS TERMINARON, PENSARON QUE QUERÍAN AFILIARSE A LA GUERRA. SE HICIERON TRAJES ESPACIALES DE TENIENTE Y CORONEL, Y ENTRENARON A UNA CENTENA DE CENTINELAS ENANOS DE VIDEOJUEGOS. AHORA PATRULLAN LAS CALLES, Y DISPARAN MANCHONES DE COLORES CON SUS PISTOLAS LÁSER DE TELEVISIÓN A TODOS LOS BERRUGOS MALOLIENTES, QUE YO NO SÉ QUIÉNES SON. LOS PINTAN, Y LOS BERRUGOS SE MUEREN. O SI NO SE REDUCEN Y SE METEN EN COMPUTACIÓN PARA ESTUDIAR Y SER CENTINELAS DE VIDEOJUEGOS. BLANCHE Y LULI DAN LAS CLASES. Y EL QUE NO PASA DE NIVEL, NO RECIBE BONUS, Y SE DESINTEGRA EN LA PANTALLA. BLANCHE Y LULI ENTONCES APLAUDEN, Y COMEN PASTELES. ES QUE ODIAN A LOS BERRUGOS MALOLIENTES. Y NO LES QUIEREN ENSEÑAR.




NADIA OBSESIONADA POR LA VANGUARDIA. ESCRIBE POEMAS DE GUERRILLERA.
Y REVOLUCIONA LA COMPRENSIÓN INCRUSTANDO OBJETOS MINIATURA EN EL PAPEL,
AHÍ DONDE VAN LOS SUSTANTIVOS COMUNES Y CONCRETOS.
OBLIGA A TODO EL MUNDO A LEERLO, DICIENDO... - NO SE PARECE A PULP FICTION?
NO SE PARECE A PULP FICTION?...
TODOS LE DICEN QUE SÍ. Y NADIA ES FELIZ.

Nota: Las mayúsculas están así en el original



viernes, 19 de junio de 2009

Allen Ginsberg -El Salvaje Imprescindible-


Nació en junio de 1926 en Newark, New Jersey; su padre era poeta y profesor; su madre Naomi Ginsberg, emigrante rusa comunista radical y una nudista irreprimible que enloqueció al poco de alcanzar la madurez (por lo que fue posteriormente hospitalizada de por vida y finalmente lobotomizada). Fue un niño tímido y complicado, marcado por los ataques mentales de su madre y por el temprano descubrimiento de su homosexualidad. Se aproximó a la poesía en el instituto pero decidió labrarse un futuro estudiando Derecho Laboral en la Universidad de Columbia.Allí cayó ante la irrefrenable vitalidad de un grupo de personas como Jack Kerouac, William Burroughs o Neal Cassady, jóvenes filósofos igualmente obsesionados con el crimen, las drogas, el sexo y la literatura. (Unos salvajes pues)Ginsberg, el más joven e inocente del grupo, les ayudó a pulir sus habilidades literarias, mientras éstos a su vez lo espabilaban un poco. Para evitar una condena en la prisión estatal, luego de ser arrestado junto a otras personas a bordo de un coche robado, se declaró mentalmente incapacitado y el juez le condenó a permanecer ocho meses en un instituto psiquiátrico. Nuevamente en libertad decide reiniciar su vida, se declara heterosexual y comienza a trabajar como creativo en una agencia de publicidad. Insatisfecho con esta vida rutinaria hace pública su homosexualidad y cambia varias veces de empleo. Fue sucesivamente lavaplatos, sereno y soldador en una metalúrgica. Luego finalmente acepta los consejos de Jack Kerouac y se traslada a la Costa oeste. En 1943, abandonó Paterson para ir a la Universidad de Columbia y allí permaneció cerca de cinco años. Durante este período, desarrolló una estrecha amistad con Jack Kerouac, William S. Burroughs, Neal Cassady, Herbert Huncke y Lucien Carr.Le expulsaron de la Universidad -la Norteamérica represiva-, comenzó a frecuenta ladrones y yonquis neoyorquinos -la mayoría amigos de Burroughs- y se enamoró perdidamente de Neal Cassady a quien visitaba en Denver y San Francisco, comenzando una cinética de viajes de costa a costa que desembocarían en "En el Camino" de Kerouac.Allen Ginsberg fue sin duda una de las personalidades del siglo XX, el poeta que halló el tono definitivo de la poesía norteamericana, un poeta que dejó su marca en la literatura contemporánea.
La colección "Poetas de Bolsillo", de City Lights, incluye las siguientes obras de Ginsberg: Kaddish (Responso), 1961; Reality Sandwiches, 1963; Planet News (Noticias del planeta), 1968; The Fall of America (la caída de América), 1972; y Mind Breaths (Suspiros mentales), 1977. Otras obras de Ginsberg son: Ankor Wat, 1968; Airplane Dream (Sueños en avión), 1968; TV Baby Poems, 1968; Iron Horse (Caballo de hierro), 1972; The Gates of Wrath: Rhymed Poems, 1948—1952 (Las puertas de la ira: Poemas rimados, 1948—1952) 1972; Improvised Poetics (Improvisaciones poéticas). 1972; Visions of the Great Rememberer, 1974; First Blues (Los primeros blues), 1976. Allen Verbatim, 1974, es una colección de sus conferencias sobre poesía, arte poética y estados de concienciación. En 1977, apareció su Journal Early Filties Early Sixties y también su correspondencia con Neal Cassady con el titulo As Ever. Una selección de la correspondencia y de los poemas gays de Ginsberg y Orlovsky fue publicada por Gay Sunshine Press.

Aullido

He visto las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, histéricos famélicos muertos de hambre arrastrándose por las calles, negros al amanecer buscando una dosis furiosa, cabezas de ángel abrasadas por la antigua conexión celestial al dínamo estrellado de la maquinaria de la noche, quienes pobres y andrajosos y con ojos cavernosos y altos se levantaron fumando en la oscuridad sobrenatural de los departamentos con agua fría flotando a través de las alturas de las ciudades contemplando el jazz.
Quienes expusieron sus cerebros al Cielo, bajo El y vieron ángeles Mahometanos tambaleándose en los techos de apartamentos iluminados.
Quienes pasaron por las universidades con ojos radiantes y frescos alucinando con Arkansas y la tragedia luminosa de Blake entre los estudiantes de la guerra.
Quienes fueron expulsados de las academias por locos, por publicar odas obscenas en las ventanas del cráneo.
Quienes se encogieron sin afeitar y en ropa interior, quemando su dinero en papeleras y escuchando el Terror a través de las paredes.
Quienes se jodieron sus pelos púbicos al volver de Laredo con un cinturón de marihuana para New York.
Quienes comieron fuego en hoteles coloreados o bebieron trementina en Paradise Alley, muertos, o purgaron sus torsos noche tras noche con sueños, con drogas, con pesadillas despiertas, alcohol y verga y bolas infinitas, ceguera incomparable; calles de nubes vibrantes y relámpagos en la mente saltando hacia los polos de Canadá y Paterson, iluminando todas las palabras inmóviles del Tiempo, sólidos peyotes de los vestíbulos, amaneceres en el cementerio del árbol verde, ebriedad del vino en los tejados, puestos municipales, el neón estridente, luces del tráfico parpadeantes, vibraciones del sol, la luna y los árboles en los bulliciosos crepúsculos del invierno de Brooklyn, estrepitosos tarros de basura y una regia clase de iluminación de la mente.
Quienes se encadenaron a sí mismos a los subterráneos para el viaje infinito desde Battery al santo Bronx en benzedrina hasta que el ruido de las ruedas y niños empujándolos hacia salidas exploradas, estremecidas y desiertos golpeados de cerebros absolutamente secos de esplendor en la melancólica luz del Zoológico.
Quienes se hundieron toda la noche en la luz submarina de Bickford's emergidos y sentados junto a la añeja cerveza después del mediodía en el desolado Fugazzi's, escuchando el crujido del destino en la caja de música de hidrógeno.
Quienes hablaron setenta horas seguidas desde el parque a la barra a Bellevue, al museo al Puente de Brooklyn, batallón perdido de conversadores platónicos bajando de espaldas, las escaleras de escape de los alfeizares del Empire State, lejos de la luna, gritando incoherencias, vomitando susurrando hechos y recuerdos y anécdotas y patadas en la bola del ojo y traumas de hospitales y cárceles y guerras, intelectos enteros disgregados en amnesia por siete días y noches con ojos brillantes, carne para la Sinagoga arrojada al pavimento.
Quienes se desvanecieron en ninguna parte del Zen New Jersey dejando un reguero de ambiguas postales ilustradas de Atlantic City Hall, sufriendo sudores orientales y artritis Tangeriana y jaquecas de China bajo la basura en las salas sin muebles de Newark.
Quienes dieron vueltas y vueltas en la medianoche por el patio de trenes preguntándose adónde ir, y fueron, sin dejar corazones rotos.
Quienes prendieron cigarrillos en vagones traqueteando por la nieve hacia granjas solitarias en la noche del abuelo. Quienes estudiaron a Plotino Poe, San Juan de La Cruz, telepatía y cábala debido a que el cosmos instintivamente vibraba en sus pies en Kansas.
Quienes solos por las calles de Idaho buscaban ángeles indios visionarios que fueran ángeles indios visionarios.
Quienes pensaban que sólo estaban locos cuando Baltimore destellaba en éxtasis sobrenatural.
Quienes saltaron a limusinas con el hombre Chino de Oklahoma impulsados por la lluvia de los pequeños pueblos a la luz callejera de la medianoche del invierno.
Quienes haraganeaban hambrientos y solos por Houston buscando jazz o sexo o sopa, y siguieron al brillante español para conversar sobre América y la eternidad, una tarea sin esperanza, y tomaron un barco para África.
Quienes desaparecieron en los volcanes de México no dejando nada tras de si excepto la sombra del estiércol y la lava y la ceniza de la poesía quemada en Chicago.
Quienes reaparecieron en la Costa Oeste investigando el F.B.I. en barbas y pantalones cortos, con grandes ojos pacifistas, atractivos en su oscura piel, entregando incomprensibles folletos. Quienes se quemaron sus brazos con cigarros encendidos protestando contra la bruma narcótica del tabaco del Capitalismo.
Quienes distribuyeron panfletos supercomunistas en la Union Square sollozando y desvistiéndose mientras las sirenas de Los Alamos los deprimían, y se deprimía Wall Street, y el ferry de State Island también se deprimía.
Quienes rompieron a llorar en blancos gimnasios, desnudos y temblorosos frente a la maquinaria de otros esqueletos.
Quienes mordieron detectives en el cuello y chillaron con placer en autos policiales por no haber cometido un crimen, salvo su propia sodomía salvaje y su intoxicación.
Quienes aullaron de rodillas en el metro y fueron arrastrados por el techo ondeando sus genitales y manuscritos.
Quienes permitieron ser penetrados por el ano por virtuosos motociclistas, y gritaron con alegría.
Quienes chuparon y fueron chupados por aquellos serafines humanos, los marineros, en caricias del amor Atlántico y Caribeño.
Quienes eyacularon en la mañana y tarde en jardines de rosas y en el pasto de parques públicos y cementerios esparciendo su semen libremente a quienquiera que llegara.
A quienes les dio hipo de tanto reír, pero se torcían de llanto detrás de un cubículo de un Baño Turco cuando el ángel rubio y desnudo venía a atravesarlos con una espada.
Quienes perdieron a sus amantes por las tres viejas musarañas del destino, la musaraña tuerta del dólar heterosexual, la musaraña tuerta que hace guiños fuera del útero y la musaraña tuerta que no hace nada sino sentarse en su trasero y corta las doradas hebras intelectuales del vislumbre artesanal.
Quienes copularon extáticos e insaciables con una botella de cerveza, un novio, un paquete de cigarrillos, una vela y se cayeron de la cama, y continuaron en el suelo y por los pasillos y terminaron desmayándose en la pared con una visión del último coño y llegaron a eludir el último atisbo de conciencia.
Quienes endulzaron los coñitos de un millón de chicas temblorosas en el ocaso, y tenían los ojos rojos en la mañana pero preparados para endulzar las coñitos del sol naciente, destellantes traseros bajo los establos y desnudos en el lago.
Quienes iban a putas en Colorado por millares en autos robados, N.C., héroe secreto de estos poemas, semental y Adonis del alegre Denver a la memoria de sus innumerables polvos con chicas en lotes vacíos, patios de bares, hileras de desvencijadas casas rodantes en la cima de montañas, en cavernas o con demacradas meseras, en familiares subidas de enaguas al lado del camino y especialmente la secreta estación de gasolina solipsismos de Juan, y callejones pueblerinos también.
Quienes se desvanecieron en vastas películas sórdidas, se transformaron en sueños, despertaron en un repentino Manhattan, y se encontraron a sí mismos fuera de los sótanos, colgados sobre descorazonados Tokay y los horrores de los sueños de hierro de la Tercera Avenida y tropezaron con las oficinas de desempleo. Quienes caminaron toda la noche con sus zapatos llenos de sangre en los muelles esperando una puerta en East River para entrar a un cuarto lleno de vapor caliente y opio.
Quienes crearon grandes dramas suicidas en el apartamento de los acantilados del Hudson bajo el rayo azul de la luna en tiempos de guerra y sus cabezas eran coronadas con el laurel del olvido.
Quienes comieron la cazuela de cordero de la imaginación o digirieron cangrejos en el fondo lodoso de los ríos de Bowery.
Quienes lloraron por el romance de las calles con sus carritos llenos de cebollas y mala música.
Quienes se sentaron en cajas respirando en la oscuridad bajo el puente, y se levantaron para construir arpas en sus desvanes.
Quienes tosían en el sexto piso del populoso Harlem con llamas bajo el cielo tuberculoso rodeados por las jaulas naranjas de la teología.
Quienes garrapatearon toda la noche golpeando y rodando sobre elevadas incautaciones que en las amarillas mañanas eran estrofas de jerga. Quienes cocinaron animales podridos pulmones, corazón, patas, hígado y costillas soñando con el puro reino vegetal.
Quienes se zambulleron en camiones de carne buscando un huevo.
Quienes tiraron sus relojes del tejado para dar su voto a la eternidad fuera del Tiempo y despertadores cayeron sobre sus cabezas todos los días por la siguiente década.
Quienes se cortaron las muñecas tres veces seguidas sin éxito, se rindieron y fueron forzados a abrir anticuarios donde pensaban que se ponían viejos y gritaban.
Quienes fueron quemados vivos en sus inocentes trajes de franela en Madison Avenue entre ráfagas de versos plomizos y el parloteo borracho de los regimientos de acero de la moda y los chillidos de nitroglicerina de las agencias de publicidad y el gas mostaza de los editores siniestramente inteligentes, o cayeron por los taxis ebrios de la Absoluta Realidad.
Quienes saltaron del Puente de Brooklyn (esto realmente sucedió) y quedaron desconocidos y olvidados en el aturdimiento fantasmal de los callejones de sopa y camiones de incendio de Chinatown sin ni siquiera una cerveza gratis.
Quienes cantaron por sus ventanas de desesperación, cayeron de la ventana del metro, saltaron en el sucio Passaic, brincaron en negros, gritaron por toda la calle, bailaron descalzos en trozos de copas de vino rotas, grabaciones de fonógrafos de la nostalgia Europea, jazz alemán de 1930 terminaron el whiskey y se lanzaron gimientes en baños sangrientos, gritos en sus oídos y la ráfaga colosal del silbido del vapor.
Quienes rodaron por las carreteras del viaje al pasado; para cada uno el látigo del Gólgota, reloj de la soledad, de la cárcel o encarnación del jazz de Birmingham. Quienes condujeron una visión para encontrar la eternidad.
Quienes viajaron a Denver.
Quienes murieron en Denver.
Quienes volvieron a Denver y esperaron en vano. Quienes aguardaron en Denver y empollaron solos en Denver y finalmente se fueron para encontrar el Tiempo, y Denver es solitario para sus heroinas.
Quienes cayeron de rodillas en catedrales sin esperanza rezando por la salvación de cada uno y la luz y los pechos, hasta que el alma iluminara su cabello por un segundo.
Quienes chocaron con sus mentes en la cárcel esperando criminales imposibles, con cabezas doradas y el encanto de la realidad en sus corazones que cantaban dulces blues a Alcatraz.
Quienes se retiraron a México para cultivar un hábito, o a Rocky Mount para ofrecer a Buddha o Tánger, a los muchachos al Southern Pacific a la locomotora negra o a Harvard a Narciso a Woodland para la sepultura o daisychain.
Quienes exigieron juicios de cordura acusando a la radio de hipnotismo y fueron dejados con su locura y sus manos y un jurado colgado.
Quienes arrojaron papas saladas a los conferencistas de Dadaismo en CCNY y subsecuentemente se presentaron ellos mismos en las baldosas de granito del manicomio con cabezas rapadas y un discurso arlequinesco de suicidio,demandando una lobotomía instantánea, y quienes a su vez se entregaron a la nulidad concreta de la insulina, Metrazol, electricidad, hidroterapia, psicoterapia, terapia ocupacional, ping pong y amnesia.
Quienes en protesta seria dieron vuelta a sólo una simbólica mesa de ping pong, descansando brevemente en catatonia, volviendo años después verdaderamente calvos, excepto por una peluca de sangre, y lágrimas y dedos, a la visible fatalidad del hombre loco, de los pupilos de los pueblos locos del Este, salas fétidas de Pilgrim State's Rockland's y Greystone discutiendo con los ecos del alma, pegando y rodando en la soledad-banca-dolmen-reinos del amor de medianoche, sueños de vida en una pesadilla. cuerpos convertidos en roca, tan pesados como la luna, con la madre finalmente, y el último libro fantástico arrojado por las ventanas del departamento, y la última puerta cerrada a las 4 A.M. y el último teléfono pegado a la pared sonando y la última pieza amueblada, un papel rosa amarillo torcido en un colgador de alambre en el closet, e incluso eso imaginario, nada sino un poco de esperanzadora alucinación ah, Carl, mientras no estés seguro, yo no estoy seguro, y ahora tú estás realmente en la sopa animal total del tiempo y quienes por lo tanto corrieron a través de las calles congeladas obsesionados con un repentino destello de la alquimia del uso de la elipse, el catálogo, el metro y el plano vibrante.
Quienes soñaron y encarnaron brechas en el Tiempo y Espacio a través de imágenes yuxtapuestas, y atraparon al arcángel del alma entre dos imágenes visuales y unieron los verbos elementales y establecieron el nombre y rasgos de la conciencia, al mismo tiempo saltando con sensación de Pater Omnipotens Aeterna Deus para recrear la sintaxis y medida de la pobre prosa humana y ponerse frente a tí estupefacto e inteligente y sacudirse con vergüenza, rechazando incluso revelar el alma para conformarse al ritmo del pensamiento en su desnuda y eterna cabeza, el vagabundo loco y el golpe del ángel del Tiempo, desconocido, incluso poniendo aquí lo que podría dejar de ser dicho en tiempo de volver después de la muerte, y surgieron reencarnados en los trajes fantasmales del jazz en la sombra del corno dorado de la banda y exhalar el sufrimiento de la mente desnuda de América para amar en un eli eli lamma lamma sabacthani; saxofón que llora estremeciendo las ciudades bajo la última radio con el corazón absoluto del poema de la vida descarnada, de sus propios cuerpos buenos para comer mil años.

Yo no soy

Yo no soy una lesbiana aullando en el sótano
amarrada a una telaraña de cuero no soy un Rockefeller sin pantalones infartándose
en la gran cama rococó
no soy un intelectual ultra estalinista marica
no soy un rabino antisemita de negro sombrero
barba blanca uñas muy muy sucias
ni soy el poeta en la celda de la cárcel de San Francisco
apaleado en vísperas del año nuevo por los cobardes
lacayos de la policía
ni Gregory Corso Orpheus Maudit de estos Estados
ni ese maestro de escuela con un maravilloso salario
Yo no soy ninguno que conozca
de hecho sólo estaré aquí 80 años.

Improvisación en Beijing

Escribo poesía porque la palabra inglesa Inspiración proviene del Latín: Spiritus, aliento, deseo respirar en libertad.
Escribo poesía porque Walt Whitman le otorgó permiso al mundo para que hablara con candor.
Escribo poesía porque Walt Whitman abrió el verso de la poesía a la respiración sin obstáculos.
Escribo poesía porque Ezra Pound vio una torre de marfil, apostó al caballo equivocado, les dio a los poetas su autorización para que escriban su lengua hablada vernácula.
Escribo poesía porque Pound les indicó a los jóvenes poetas occidentales que observaran a los chinos escribiendo palabras dibujos.
Escribo poesía porque W.C. Williams viviendo en Rutherford escribió a la manera de New Jersey “Te pateo l’ojo”, preguntando luego ¿cómo podemos medirlo en pentámetro yámbico?
Escribo poesía porque mi padre era un poeta mi madre de Rusia hablaba comunista y murió en un manicomio
Escribo poesía porque mi joven amigo Gary Snyder se sentó
a mirar sus pensamientos como una parte del fenomenal mundo externo, del mismo modo que lo hicieron los integrantes de esa mesa redonda en el 84.
Escribo poesía porque sufro, nacido para morir, cálculos en los riñones, presión alta; y todo el mundo sufre.
Escribo poesía porque sufro confusión no sabiendo qué es lo piensan los otros.
Escribo porque la poesía puede revelar mis pensamientos,
curar mi paranoia; también la paranoia de otras personas.
Escribo poesía porque mi mente vaga, sometida al sexo, la política, la meditación en el Dharma.
Escribo poesía para retratar con precisión mi propia mente.
Escribo poesía porque tomé los cuatro votos de Bhodhisattva; innumerables en el universo son las criaturas Sensibles para liberar, infinitas mi propia codicia, mi ira, mi ignorancia que deseo atravesar , incontables son las situaciones en que me hallo mientras el cielo está O.K. y los senderos de la mente despierta no tienen fin.
Escribo porque esta mañana desperté temblando de miedo ¿Qué podría decir yo en China?
Escribo poesía porque los poetas rusos Mayakovsky y Yesenin se suicidaron y alguien más debe hablar.
Escribo poesía porque mi padre recitando a Shelley (poeta ingles a Vachel Lindsay (poeta norteamericano)dio el ejemplo gran viento, inspiración, aliento.
Escribo poesía porque escribir de asuntos sexuales estaba prohibido en los Estados Unidos de América.
Escribo poesía porque los millonarios en el Este y el Oeste viajan en limosinas Rolls Royce, y los pobres no tienen suficiente dinero para arreglarse los dientes
Escribo poesía porque mis genes y cromosomas se enamoran de muchachos, nunca de jóvenes mujeres.
Escribo poesía porque no tengo ninguna responsabilidad Dogmática de un día para el otro.
Escribo poesía porque quiero estar solo y quiero hablar con la gente.
Escribo poesía para contestarle a Whitman, “jóvenes dentro de diez años hablen con las tías viejas y tíos aún con vida en Newark, New Jersey.
Escribo poesía porque en 1939 escuchaba por radio Blues Negros, Leadbelly y Ma Rainey.
Escribo poesía inspirado por las juveniles alegres canciones de los Beatles que han envejecido.
Escribo poesía porque Chuang-tzu no podía distinguir si era mariposa o hombre, Lao-tzu dijo el agua fluye colina abajo, Confucio dijo honrá a tus mayores, yo deseaba honrar a Walt Whitman.
Escribo poesía porque el exceso de ovejas y hacienda en las tierras de pastoreo destruye desde Mongolia hasta el Salvaje Oeste los nuevos pastos y la erosión es la creadora de los desiertos.
Escribo poesía usando zapatos animales.
Escribo poesía “Primer pensamiento, mejor pensamiento,” siempre.
Escribo poesía porque las ideas no son comprensibles excepto cuando se manifiestan en pequeñísimos detalles: ”Ninguna idea más que en las cosas.”
Escribo poesía porque el Lama Tibetano dice. “Las cosas son símbolos de sí mismas.”
Escribo poesía porque los periódicos titulan un agujero negro en el centro de nuestra galaxia, y somos libres para darnos cuenta.
Escribo poesía porque las Guerras Mundiales I y II, bomba nuclear y la Guerra Mundial III si la deseamos, aunque yo no la necesito.
Escribo poesía porque mi primer poema Aullido que no pensaba publicar fue llevado a proceso por la policía.
Escribo poesía porque mi segundo poema largo Kaddish honraba el parinirvana de mi madre en un hospital para enfermos mentales.
Escribo poesía porque HITLER mató a seis millones de Judíos, y yo soy Judío.
Escribo poesía porque Moscú informó que Stalin envío al exilio en Siberia a 20 millones de Judíos e intelectuales, 15 millones nunca regresaron a los cafés de San Petersburgo.
Escribo poesía porque canto cuando me siento solo.
Escribo poesía porque Walt Whitman dijo, “¿Yo me contradigo ?” Muy bien entonces yo me contradigo. (Tengo buen tamaño, contengo multitudes.)
Escribo poesía porque mi mente se contradice a sí misma, un minuto está en Nueva York, al otro minuto en los Alpes Dináricos.
Escribo poesía porque mi cabeza contiene 10.000 pensamientos.
Escribo poesía porque ninguna razón ningún porque.
Escribo poesía porque es la mejor manera de decir todo lo que tienes en mente en 6 minutos o durante el transcurso de una vida.

Oliverio Girondo -Un Salvaje de Vanguardia-


Oliverio Girondo nació el 17 de agosto de 1891 en Buenos Aires. desde muy joven publicó y participó en revistas que señalaron la llegada del ultraísmo, la primera vanguardia que se desarrolló en Argentina, con las revistas "Proa", "Prisma" y "Martín Fierro", en las que también escribieron Jorge Luis Borges, Raúl González Tuñón, Macedonio Fernández y Leopoldo Marechal, la mayoría de ellos del Grupo de Florida que en contraposición al Grupo de Boedo se caracterizaba por su estilo elitista y vanguardista. Girondo fue uno de los animadores principales de ese movimiento. Y ejerció influencia sobre poetas de las generaciones posteriores, entre ellos el surrealista Enrique Molina, con quien tradujo "Una temporada en el infierno", de Arthur Rimbaud.Sus primeros poemas, llenos de color e ironía, superan el simple apunte pintoresco y constituyen una exaltación del cosmopolitismo y de la nueva vida urbana e intentan una crítica de las costumbres.En 1926, en un almuerzo organizado en honor a Ricardo Güiraldes, conoció a Norah Lange, poetisa con la cual se casó en 1943 y con quien emprendería innumerables viajes. Desde 1934 mantuvo una importante amistad con Pablo Neruda y Federico García Lorca, quienes por esa época se hallaban en Buenos Aires. A partir de 1950 comenzó también a pintar con una orientación surrealista, aunque nunca expuso sus cuadros.
Su último libro, "En la masmédula" (1957), es un desesperado intento de expresión absoluta. Enrique Molina señaló: "Hasta la estructura misma del lenguaje sufre el impacto de la energía poética desencadenada en este libro único. Al punto que las palabras mismas dejan de separarse individualmente para fundirse en grupos, en otras unidades más complejas, especie de superpalabras con significaciones múltiples y polivalentes, que proceden tanto de su sentido semántico como de las asociaciones fonéticas". Algunos críticos relacionaron este último gesto vanguardista de Girondo con un libro igualmente desesperado, constructor y destructor del sentido: "Trilce", del peruano César Vallejo.
En 1961 sufrió un accidente muy grave que lo dejó imposibilitado físicamente. Murió el 24 de enero de 1967. (Datos extraídos de Wikipedia)



4

Abandoné las carambolas por el calambur, los madrigales por los mamboretás, los entreveros por los entretelones, los invertidos por los invertebrados. Dejé la sociabilidad a causa de los sociólogos, de los solistas, de-los sodomitas, de los solitarios. No quise saber nada con los prostáticos. Preferí el sublimado a lo sublime. Lo edificante a lo edificado. Mi repulsión hacia los parentescos me hizo eludir los padrinazgos, los padrenuestros. Conjuré las conjuraciones más concomitantes con las conjugaciones conyugales. Fui célibe, con el mismo amor propio con que hubiese sido paraguas. A pesar de mis predilecciones, tuve que distanciarme de los contrabandistas y de los contrabajos; pero intimé, en cambio, con la flagelación, con los flamencos.
Lo irreductible me sedujo un instante. Creí, con una buena fe de voluntario, en la mineralogía y en los minotauros. ¿Por qué razón los mitos no repoblarían la aridez de nuestras circunvoluciones? Durante varios siglos, la felicidad, la fecundidad, la filosofía, la fortuna, ¿no se hospedaron en una piedra?
¡Mi ineptitud llegó a confundir a un coronel con un termómetro!
Renuncié a las sociedades de beneficencia, a los ejercicios respiratorios, a la franela. Aprendí de memoria el horario de los trenes que no tomaría nunca. Poco a poco me sedujeron el recato y el bacalao. No consentí ninguna concomitancia con la concupiscencia, con la constipación. Fui metodista, malabarista, monogamista. Amé las contradicciones, las contrariedades, los contrasentidos... y caí en el gatismo, con una violencia de gatillo.

12

Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
se rehuyen, se evaden y se entregan.

18

Llorar a lágrima viva. Llorar a chorros. Llorar la digestión. Llorar el sueño. Llorar ante las puertas y los puertos. Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas, las compuertas del llanto. Empaparnos el alma, la camiseta. Inundar las veredas y los paseos, y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.
Asistir a los cursos de antropología, llorando. Festejar los cumpleaños familiares, llorando. Atravesar el África, llorando.
Llorar como un cacuy, como un cocodrilo... si es verdad que los cacuies y los cocodrilos no dejan nunca de llorar.
Llorarlo todo, pero llorarlo bien. Llorarlo con la nariz, con las rodillas. Llorarlo por el ombligo, por la boca.
Llorar de amor, de hastío, de alegría. Llorar de frac, de flato, de flacura. Llorar improvisando, de memoria. ¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

De su libro Espantapajaros

sábado, 13 de junio de 2009

Lawrence Ferlinghetti -uno que no podía faltar en este blog-


Lawrence Ferlinghetti nació en Nueva York en 1919, vive en San Francisco, espero que muchos años más...El último poeta beat, la poesía en persona sobreviviendo a un siglo al que analizó, criticó, hizo la crónica en verso, le sacó las tripas. Un toro entre ovejas. Ferlinghetti es el máximo representante del movimiento poético de San Francisco , que no sólo engloba a los beat , sino a una gran cantidad de poetas de diferentes tendencias a los que apoyó o apoya a través de su librería “The City Lights” , de la revista que creó “City Lights magazine” y de los recitales poéticos. Movimiento poético que fue la base de una actividad y valor sin parangón en la poesía mundial. Como todo su grupo poético, su poesía trata del mundo que le rodea ; con la mirada crítica y del desencanto, sobre el mundo en general, pero sobre todo sobre la política y la sociedad norteamericana donde vive,. El “sueño americano” se desmorona entre sus estrofas. Al estilo de su amigo Kenneth Rexroth es un anarquista que utiliza su obra impregnada de todo tipo de influencias literarias , de Dante a Lorca, para utilizarla como arma , para hacer proselitismo en busca de un mundo diferente y, si no es posible, mostrar los errores y los horrores que él ve. Ferlinghetti escribió muchos de sus poemas, a menudo de tono ligero, pensados para ser leídos en voz alta, a partir de grabaciones en cinta. En poemas como el extenso Tentativa de descripción de una cena dada para promover el procesamiento del presidente Eisenhower (1958) o Tyrannus Nix? (1969) emplea un estilo caprichoso y extravagante para criticar a los líderes políticos de Estados Unidos. Fotografías del mundo que se ha ido, su primer libro de poemas, se publicó en 1955 y le siguió el muy famoso Coney Island de la mente (1958). Su poesía es un ejemplo típico del tono conversacional y ligeramente extravagante de Ferlinghetti, de la maestría con la que combina apreciaciones mundanas de momentos concretos con un escepticismo filosófico. (Tomado de Atlas de Poesía)
En algún momento de la eternidad…

En algún momento de la eternidad
algunos tíos se presentan
y uno de ellos
que se presenta muy retrasado
es una especie de carpintero
de un sitio de mierda como Galilea
y comienza a vociferar
y afirma que está enterado
de quién creó el cielo
y la tierra
y que el tipo
que nos colmó de rollos
es su Papá
Y además
añade
todo está escrito
en una especie de rollos de papiro
que algunos secuaces
dejan esparcidos por algunas partes del Mar Muerto
y que no encontrarás en dos mil años o más
o al menos
en mil novecientos cuarenta y siete años
para ser exactos
y aun así
nadie cree en ellos realmente
o en mí
de verdad
Eres cojonudo
le dicen
Y le despachan para el otro Barrio
Y le ponen a estirar en el Árbol para que se enfrié
Y después de esto
todos están haciendo siempre modelos
de este Árbol
con El colgado
y siempre canturreando Su nombre
y llamándole a Él para que baje
y forme parte
del combo
como si fuera el cabecilla
que tiene que tocar
o si no la cosa no funcionará
Pero él no baja
de Su Árbol
Queda colgado en Su Árbol
y parece estar Hecho polvo por completo
y muy tronado
y también
según un resumen
de las últimas noticias del mundo
de las habituales fuentes al parecer no fidedignas
muertísimo.


Cristo se bajó

Cristo se bajó
de Su Árbol desnudo
este año
y huyó a donde
no hubieran árboles de navidad arrancados

Cristo se bajó
De su árbol desnudo
Y huyó a donde
No hubiera árboles de navidad dorados
ni árboles de Navidad plateados
ni árboles de Navidad de papel de estaño
ni árboles de Navidad de plástico rosado
ni árboles de Navidad de oro
ni árboles de Navidad negros
ni árboles de Navidad celestes
adornados con velitas eléctricas de lata
y tíos pesados y creídos

Cristo se bajó
de su Árbol desnudo
este año
y huyó a donde
ningún intrépido vendedor ambulante de Biblias
recorriera países
en un cadillac de dos tonos
y donde ningún nacimiento de Sears Roebuck
completo con niño de plástico y pesebre
llegara por correo certificado
el niño con entrega inmediata
y donde los Magos de televisión
no cantaran alabanzas al Whisky Lord Calvert


Cristo se bajó
de su árbol desnudo
este año
y huyó a donde
ningún gordo desconocido y bonachón
vestido de franela roja
con barba de mentira
caminara haciéndose pasar
por una especie de santo del Polo Norte
a través del desierto de Belén Pennsylvania
en un trineo Volkswagen
arrastrando por renos retozones de Adirondack
con nombres alemanes
y cargado de sacos de Humildes Regalos
de Sacks de la Quinta Avenida
para el Niño Dios que cada uno se imagina

Cristo se bajó
de su árbol desnudo
este año
y huyó a donde
los cantadores de villancicos de Bing Crosby
no lloriquearan que la Nochebuena es fría
y los ángeles del radio City
no patinaran sin alas
en un país de las maravillas todo nevado
entrando a un cielo de alegres cascabeles
diariamente a los 8:30
con matinés de la Misa del Gallo

Cristo se bajó
de su árbol desnudo
este año
y se fue a refugiar silenciosamente en
el vientre de una anónima María otra vez
donde en la noche oscura
del alma anónima de cada uno
el espera otra vez
una inimaginable
e imposible
inmaculada Reconcepción
la más loca
de las Segundas Venidas.


Leroy Jones -Poeta y Luchador-


Leroy Jones, dramaturgo y poeta norteamericano, cambió su nombre por el de Imamu Ameer Baraka al convertirse a la religión musulmana en 1967 y en la década de 1970 por Amiri Baraka. Nació en octubre de 1934 en Newark, Nueva Jersey, fue además un activista político de los derechos de los afroamericanos en EE.UU. Al trasladarse a Nueva York hace amistad con varios poetas de la generación Beat, entre ellos Allen Ginsberg. En 1958, Baraka y su mujer, Hettie Cohen, fundaron la revista beat, Yugen. A principios de la década de 1960, Baraka empezó a distanciarse de los beats y de la cultura de los blancos y, en 1965, cuando fue asesinado el líder de los negros musulmanes, Malcolm X, Baraka rompía definitivamente con la cultura blanca radicalizando sus posiciones políticas, lo que incluso lo llevó a divorciarse de su esposa que era blanca, empezando a participar de grupos políticos asociados al nacionalismo negro estadounidense estableciéndose en Harlem, donde se dedicó a crear una cultura negra a través del arte. En los años 60, sus poemas, novelas, obras y ensayos impulsaron una ruptura de la literatura afroamericana de los temas integradores para centrarse en la propia experiencia de su raza. Fundó el Congress of African People (Congreso del Pueblo Africano) y en 1972 organizó el Black National Political Convention (Convención Política Nacional de los Negros). En 1974 abandonó el movimiento nacionalista negro y se hizo comunista. En 1983, después de dar clases en las universidades de Yale y Columbia, fue nombrado director del programa de estudios africanos de la Universidad del Estado de Nueva York. Publicó 14 libros de poesía, como Preface To A Twenty Volume Suicide Note; The Dead Lecturer; It's Nation Time; Spirit Reach; and Reggae or Not en los que se pueden leer versos incendiarios invitando a la sedición y a la destrucción de la sociedad y las instituciones que oprimieron y oprimen a su raza.


Alguien hizo estallar EE.UU.

(Todos los que piensan
se oponen al terrorismo
interior
e internacional...
Pero el uno no debiera
utilizarse
para encubrir el otro)

Dicen que es algún terrorista, algún
bárbaro
árabe, en
Afganistán
No fueron nuestros terroristas americanos
No fue el Klan ni los Skinheads
O los que vuelan negros
iglesias o nos reencarnan en el corredor de la muerte
No fue Trent Lott
Ni David Duke ni Giuliani
Ni Schundler, Helms jubilado

No fue
la gonorrea disfrazada
las enfermedades de sábana blanca
Que han asesinado a los negros
Aterrorizado la razón y la cordura
La mayor parte de la humanidad, como desean

Dice -¿Quién dice? Quiénes son los que dicen
Quiénes son los que pagan
Quién dice las mentiras
Quién se disfraza
Quién tenía los esclavos
Quién les quitó el dinero a los negros

Quién se enriqueció en las plantaciones
Quién exterminó a los indios
Trató de liquidar a la nación negra

Quién vive en Wall Street
La primera plantación
Quién os cortó los cojones
Quién violó a tu mamá
Quién linchó a tu papá

Quién proporcionó el alquitrán, quién las plumas
Quién tenía el fósforo, quién lo encendió
Quién mató por encargo de quién
Quién dijo Dios sin dejar de ser Satanás

Quién es el más grande
Quién es el mejor
A quién se parece Jesús

Quién creó todo
Quién es el más listo
Quién es el más grande
Quién es el más rico
Quién dice que eres feo y ellos los más guapos

Quién define el arte Quién define la ciencia

Quién hizo las bombas Quién hizo los rifles

Quién compró los esclavos, quién los vendió

Quién te insultó Quién dijo que Dahmer no estaba loco

Quién / Quién / Quién /

Quién robó Puerto Rico Quién robó las Indias, las Filipinas, Manhattan
Australia y Las Hébridas
Quién impuso el opio a los chinos

Quién posee los edificios
Quién tiene el dinero
Quién piensa que eres raro
Quién te encerró
Quién controla los periódicos

Quién poseía el barco negrero
Quién dirige el ejército

Quién es el presidente impostor
Quién gobierna
Quién lo financia

Quién / Quién / Quién /

Quién posee la mina
Quién altera tu mente
Quién tiene pan
Quién necesita paz
Quién piensas tú que necesita la guerra

Quién posee el petróleo
Quién es el que no trabaja
Quién posee la tierra
Quién no es negro
Quién es tan grande que no hay nada mayor

Quién posee esta ciudad

Quién es dueño del aire
Quién es dueño del agua

Quién es dueño de tu cuna
Quién asalta y roba y engaña y asesina
y hace de mentiras verdad
Quién te llama ordinario

Quién vive en la casa más grande
Quién comete el crimen más grande
Quién va de vacaciones cuando quiere

Quién mató más negros
Quién mató más judíos
Quién mató más italianos
Quién mató más irlandeses
Quién mató más africanos
Quién mató más japoneses
Quién mató más latinos

Quién / Quién / Quién

Quién posee el océano

Quién posee los aviones
Quién posee los centros comerciales
Quién posee la televisión
Quién posee la radio

Quién posee hasta lo que nadie cree que se pueda poseer
Quién posee a los dueños que no son los dueños verdaderos

Quién posee los suburbios
Quién empobrece las ciudades
Quién hace las leyes

Quién hizo que Bush fuera presidente
Quién cree que la bandera confederada deba ondear
Quién habla de democracia y miente

QUIÉN / QUIÉN / QUIENQUIÉN

Quién es la Bestia del Apocalipsis
Quién el 666
Quién decide
crucificar a Jesús

Quién es Satanás en la vida real
Quién se enriqueció con el genocidio armenio

Quién es el mayor terrorista
Quién altera la biblia
Quién mató más gente
Quién hizo más mal
Quién no se preocupa de la supervivencia

Quién tiene las colonias
Quién robó más tierras
Quién dirige el mundo
Quién dice que es bueno pero sólo hace mal
Quién ejecuta más gente

Quién / Quién / Quién

Quién posee el petróleo
Quién quiere más petróleo
Quién te dijo lo que piensas y después descubres que es mentira
¿Quién? / ¿Quién? ¿¿¿???

Quién creó a Bin Laden, tal vez ellos son Satanás
Quién paga a la CIA,
Quién sabía que la bomba iba a estallar
Quién sabe por qué los terroristas
Aprendieron a volar en Florida, San Diego

Quién sabe por qué cinco israelíes estaban filmando la explosión
Muertos de risa de sólo pensarlo

Quién necesita combustible fósil si el sol no se va

Quién hace las tarjetas de crédito
Quién ahorra más impuestos
Quién se fue de la Conferencia
Contra el Racismo
Quién mató a Malcom, a Kennedy y a su hermano
Quién mató al Dr. King. ¿Quién deseaba su muerte?
¿Tienen algo que ver con el asesinato de Lincoln?

Quién invadió Granada
Quién ganó dinero con el Apartheid
Quién mantiene a los irlandeses como una colonia
Quién derrocó después a Chile y Nicaragua

Quién mató a David Sibeko, a Chris Hani,
los mismos que mataron a Biko, Cabral,
Neruda, Allende, Che Guevara, Sandino,

Quién mató a Kabila, los que liquidaron a Lumumba, a Mondlane, a Betty Shabazz, a la princesa Margaret, a Ralph Featherstone, a Little Bobby

Los que encerraron a Mandela, a Dhoruba, a Geronimo,
a Assata, a Mumia, a Garvey, a Dashiell Hammett, a Alphaeus Hutton

Los que mataron a Huey Newton, a Fred Hampton,
a Medgar Evers, a Mikey Smith, a Walter Rodney,
¿Fueron los que trataron de envenenar a Fidel
Los que trataron de mantener oprimidos a los vietnamitas?

Los que pusieron precio a la cabeza de Lenin

Los que metieron a los judíos en hornos,
y los que les ayudaron a hacerlo
Los que dijeron “América Primero”
Y aprobaron las estrellas amarillas
QUIÉN/QUIÉN/

Quién mató a Rosa Luxemburgo, a Liebneckt
Quién asesinó a los Rosenberg
Y a toda la gente buena aniquilada,
Torturada, asesinada, desaparecida

Quién se enriqueció en Argelia, Libia, Haití,
Irán, Irak, Arabia Saudí, Kuwait, Líbano,
Siria, Egipto, Jordania, Palestina

Quién cortó manos en el Congo
Quién inventó el sida Quién puso los gérmenes
en las sábanas de los indios
Quién imaginó “El Sendero de las Lágrimas”

Quién hizo volar el Maine
y comenzó la Guerra Hispano-Americana
Quién puso de nuevo a Sharon en el poder
Quién respaldó a Batista, a Hitler, a Bilbo,
a Chiang kai Chek quién QUIÉN Q U I É N

Quién decidió que la Acción Afirmativa debía desaparecer
La Reconstrucción, el New Deal, la Nueva
Frontera, la Gran Sociedad,

Para quién trabaja el idiota de Tom Clarence
Qué mierda sale de la boca del Colin
Quién sabe qué clase de puta es Condoleeza
Quién le paga a Connelly para que sea un negro de madera
Quién le da Premios de Genio al Homo Locus
Subsidere

Quién derrocó a Nkrumah, a Bishop,
Quién envenenó a Robeson,
Quién trató de encarcelar a DuBois
Quién preparó la trampa para Rap Jamil al Amin, Quién se la preparó a los Rosenberg, Garvey,
a los Scottsboro Boys, a los Hollywood Ten

Quién incendió el Reichstag

Quién sabía que iban a bombardear el World Trade Center
Quién les dijo a los 4000 empleados israelíes de las Torres Gemelas
Que se quedaran en casa ese día
Por qué no acudió Sharon

Quién, quién, quién/
Los periódicos dijeron que aquella explosión era un presagio
que revelaba el rostro del diablo Quién QUIÉN Quién QUIÉN

Quién gana dinero con la guerra
Quién se hace rico con miedo y mentiras
Quién quiere que el mundo sea como es
Quién quiere que el mundo sea regido por el imperialismo, la opresión nacional y el terror
La violencia y el hambre y la pobreza.

¿Quién dirige el infierno?
Quién es el más poderoso

¿Conoces a alguien
Que haya visto a Dios?

Pero todos han visto
Al Diablo

Como un canto fúnebre de lechuza que estalla
En tu vida en tu cerebro en tu ser
Como una lechuza que conoce al diablo
Toda la noche, todo el día si escuchas. Como el canto de una lechuza
Que se convierte en fuego. Escuchamos brotar las preguntas
Entre llamas terribles como el silbido de un perro enloquecido

Como el ácido vómito del fuego del infierno
Quién y Quién y QUIÉN(+) quién quién
¿Quiéééééééénnnnnn y Quiiiiiiiéééééeéééénnnnnnnnn!!!!

Babilonia revisitada

" La cosa desvaída
sin órganos
arrastrándose a lo largo de las calles
de Europa, será
indultada, con su bata de murciélago emplumado
sin órganos
con úlceras en sus adentros
lisa su cabeza
una vasta cámara de pus
de memorias de coñito
sin órganos
nada para hacer bebitos
ella será la gran hechicera
de la leyenda euroamericana
quien vampirizó la vida
de algún nigger desconocido
cuyo nombre se conocerá
pero cuya sustancia no lo será nunca
ni aún para él
que yace en una pira de piel opiácea.

Esta ramera mató a un amigo mío llamado Bob Thompson
un pintor negro, un gigante; ella, una vez reducida
a una lastimosa imitación de bruja
llena de pozos americanos y un simio en su espalda
manoteando aeroplanos
desde el empire state building.

Pueden esta ramera y sus hermanas, todas ellas,
meterse mis palabras
por todos sus orificios como lejía mezclada
con cocola y jarabe alaga.

Sientan esta mierda, rameras, siéntanla,
búrlense ahora con sus histerectomizadas risas
mientras su carne se quema
y sus ojos despellejan al pantano rojo.


José Carlos Coronel -Otro salvaje anónimo-


De José Carlos conocí hace unos años los versos que siguen a continuación (por regalo de un entrañable amigo argentino) y que me maravillaron por su contundencia, quise hacer una reseña del poeta y el hombre revolucionario pero la falta de información acerca de ciertos poetas en la red es sospechosísima por escasa e incompleta, los datos que encontré fueron los siguientes: nació en Tucumán (Argentina) en 1944 y murió en septiembre de 1975. Acusado de pertenecer a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (F.A.R.) es condenado a cinco años y seis meses de prisión y amnistiado el 25 de mayo de 1973. Dos años más tarde es muerto en combate como integrante de Montoneros en un enfrentamiento con el ejército argentino. Publicó un único libro “Gestos y algo más.” Si alguien conoce más información o poemas de este hombre ruego los haga llegar a “Letras Salvajes”

MONÓLOGO DEL BUEN CIEGO

Tu dolor es tuyo y puedes flagelarte con él si lo prefieres
tiembla si te abruma el horror contemporáneo
reniega de las paredes que reducen los espacios
finge adaptarte si ya no puedes más y odia
pero no te rindas

también -¿recuerdas?- existen otras cosas
el amor por ejemplo de una mano inesperada sobre el hombro
el tiempo que tarda nueve meses en madurar naranjas
la cerveza lenta generando los planes increíbles
en las tardes
y todos esos días

no no recuerdas nada y gritas tanto que aturdes
no me digas que hay ciertas sombras
no las veo
que existe el odio el resentimiento
la salvaje y brutal batalla
que nada quedará para mis manos
y diques y barricas de pena y hambre
en las veredas

no me digas nada pues nada veo
y sueño tanto de ese modo.

TOTALMENTE INCOMUNICADO

Totalmente incomunicado
la frase procesal se retuerce y avanza
como un gusano helado por mis huesos.
Tiemblo. Es el silencio.
La oscuridad.
El frío.
Las manos contra la pared las piernas bien abiertas
quiénes son sus compañeros dice una voz y los golpes
suenan en mi espalda como las tormentas
calientes del verano de Tucumán.
La sangre en los labios las calles inundadas
los barquitos de papel el jadeo entrecortado
(las risas de los torturadores me bañan
en un aceite grueso y asfixiante)

Totalmente incomunicado
se repiten unos a otros los soldados
que me guardan
sus ojos negros a veces inocentes
se clavan en mí con curiosidad
me apuntan con sus armas si me muevo
pero les hablo y se acercan a mí
y comprueban que somos idénticos
pero se hace otra vez la noche
y vienen a buscarme. ¿Tienes frío?
Preguntan y me desnudan a tirones.
El frío. Tiemblo. El frío atroz y amarillo
de sentirme impotente en un presente
constante y opresivo.
Este momento. Este golpe. Este sacudón
la pregunta lanzada como un ácido
sobre la piel
ellos y yo el aullido y el cuerpo
retorcido de dolor y asco

Totalmente incomunicado
¿de quién? ¿de vos? ¿de mis hermanos
oprimidos? Ilusos pequeños hombrecitos
juegan a que no saben nada de su muerte
como si mis muertos no vinieran
a darme aliento entre golpe y golpe
como si no escucharan los pasos decididos
de mis compañeros cuando el estallido blanco
de mi cerebro electrificado
y me alzan entre dos y me dejan

Totalmente incomunicado
¿de quién? ¿de Dios?
¿de la victoria inevitable?
Pobres hombrecitos temblorosos.
Hemos decidido anunciarles
que la obscena liturgia que practican
es estéril y también suicida
pues el tiempo vendrá como la lluvia
con el estallido verde de los límites finales.


Mario Santiago Papasquiaro -El Salvaje Perfecto-


Mario Santiago Papasquiaro nació en el D.F. de México el 25 de Diciembre de 1953 con el nombre de José Alfredo Zendejas Pineda, se cambia el nombre alegando que José Alfredo solo había uno y era Jiménez, en cuanto a su seudónimo obedece al pueblo homónimo donde nació el revolucionario y anarquista José Revueltas y del poeta Efraín Huerta, fue inmortalizado en Los Detectives Salvajes de Roberto Bolaño como Ulises Lima, un poeta viajante y aventurero opuesto como sus compañeros del Movimiento Infrarrealista a la literatura que vive de becas estatales, de la connivencia con los estados clientelares tan propios de esas latitudes, su actitud de abierta provocación e incluso de violencia ante lo que denominaba “la pazgüatería de la poesía mexicana" le valieron el veto de la cultura oficial a pesar de la calidad y la hondura de su trabajo poético, según propias declaraciones “Me he enfrentado con "(José Emilio) Pacheco, con (Carlos) Monsiváis, a todos los conozco. Nadie me quiere dar trabajo (...) Sergio Mondragón me ha negado trabajo porque soy infrarrealista. Dicen que yo saboteo recitales. Dicen que los infrarrealistas golpeamos a la gente. Y los imbéciles alegan que yo no sé escribir. Puta madre. Yo soy l’ecrivain. Pero eso no importa" Tuvieron que pasar diez años desde su muerte en 1998, para que el Fondo de Cultura Económica publicara una compilación de sus poemas titulada “Jeta de Santo” libro que recomiendo sin reservas.

AULLIDO DE CISNE

Atorado en los pasillos del Hotel Esfinge
El hombre es 1 ser temporal
& contingente / lanzado entre 2 nadas
Amarrado a su propia percepción
Floreado de azar entre luna & nalga
Cosido al garfio de su espíritu
& goteando cuerpo a lo largo & a lo ancho
de los infinitos campos de concentración
Cenit & Nadir
: tal es su signo :
/ la horca labrada en su molleja /
El gesto calcinado vomita aún fulgor
El hombre es 1 rey moral aunque astringente
Mariposa de Extranja
Murciélago que rompe el saco
que transporta su asfixiada concepción
Nació como de la gota el cielo
& como del hueso el axial dolor
Abismo de herradura entre montañas
Constelación-festín de hormigas rojas
Beso sin alas donde muere el río
El hombre es 1 ser celestial amuñonado
Sintaxis estrellada
Albedrío del corazón
/ que a tamtams se desboca & se detiene
subrayándole los párpados al vértigo
ahogando en semen al fantasma de toda explicación

Arte Poética X

(para Norman Sverdlin Claudio Bolzman & Gustavo Múgica)


Pide 1 deseo
me gruñeron en la Polizeigeufauzen de Viena
& yo/ me puse el penacho de Moctezuma
volví a fusilar a Maximiliano
canté con mi tiroides más dulce: Thanatos Go Home
zapateé la danza
que pone a gritar a la lluvia
volví engrudo el mito de los 7 suicidios del gato
& exigí la desnudez sin canela ni azúcar
de todas las posibilidades
la reencarnación en chinga de todo poema-erupción

Entro/ Digamos/ De Lleno En Las Espumas Del Eco

Solitario & desesperado
el pelo seco/ el pene tieso
la risa afónica/ sin onzas troy las bolsas
la fe de ayer: agua quemada
John Berryman mudo
incomprendido intraducible & suicidado
Saltó de 1 puente
se lo tragó la niebla
el mismo enero en el que yo armoniqueaba
el lento ciempiés de mis primeros cantos
Plop plop/ felpó 1 neurótico
cosmonahual de agallas
escribía su inglés pero bufando
Cero imitaciones
Que parodien a las vacas gordas los weight watchers
Este cabrón se la vivió como 1 cabrón prendido
cerca del frío que le apretaba el ojo
Ignoro el sueño que se labró despierto
llamó a esta vida envoltura de sándwich
& se arrojó como vómito
sin 1 sólo brillo que le calmara
le levantara la triste vista
A la caza quizás de paradojas rotundas
como empujando 1 canoa retacada de pájaros

Mientras Escuchamos Abrazados love her Madly del grupo The Doors


Quiero a mi hija/ como se quiere
a 1 río de carne concretita personal e inimitable
pájara gozosa de 6 meses
sirenita lactante
risa sentida a 5 filos de sol o baño en tina
Sus cagadas son oro
sus meadas 1 néctar
Pinche Zirita loca/ canto
al hacerle 1 rehilete o estrellarnos como avión
Tiene 1 muñeca mulata
tiene un garabato punk
le vacila hasta el lodo del mundo
lo patea con sus ojos extremos
Cachorrita tacubayense
cactus secreto de México
Todavía no conoce el mar/ el vaivén sexual
el corazón desatado de las calles-peyote
El día que suba a 1 tren
a 1 naranja de nieve
que brinque de 1 salto de Jalapa a Moscú
que le diga a la luna/ cháchara
que le diga a la luna/ gorda
que platique con Joan Miró
& rompa 1 cassette de los beatles
Ya la estoy oyendo gritarles/ chafas
a los ¾ del mundo
Los opaca con sus pestañas
los ofendecon su ombliguito
Toda ela 1 sonaja
No se parece a nadie
la muerte le sabe el ansia
la vida se lo subraya
Nació 1 miércoles de ceniza
1 día de amplias cervezas
Llegó con su barquito pirata
como a 1 boca 1 ostión

Introitus

A la fuga el aire
los pomos los coños
la mota misma pero no la vida
/Las madrugadas nunca/
A la fuga el día
los ojerosos los ojetes
el ojo de Dios que al bien se alquila
los durmientes negros
de la ruta Purgatorio
los vendedores de chiclets
& condones de la marca Abismo
el punto y coma del sudor
ese ayayay que embaraza & abandona
A la fuga el buga
el heterosexual cosido
la chinampina madre
la concha sin azúcar
el café sin leche
A la fuga Cristo
mis cantos & mis vírgenes
mi costal de culpas
en pleno basurero
el cráter de mi Diógenes
mi hígado tan buitre
mi sol haciendo circo
A la fuga el hurra
el teponaxtle nunca
las mulas de maíz quiero decir
son mi comal mi caricia mi color & mi relincho
A la fuga he dicho
& hasta hoy lo digo
confidencial con diablas
soy 1 mudo vivo
el que hace los gestos pues
los procrea/ los plasma
A la fuga yo
que soy la fuga misma

Conversando con Martín Adán

La intemperie con trago
sabe a nube cargada
sabe a lluvia con rayos
a mujer con diadema
a jardín de linternas
a guisado de rábanos

Hasta el frío es blandito
con tequila antorchado
con anís mono araña
con cerveza-mapache
con saliva que ríe
& salpica sus dardos

La intemperie moviéndose
caleidoscopia/ alborotada
des-yerba las venas
trompetea requinta/ domestica
las prisas

Retruca tú reserena/ puta sabia
& buscona
la intemperie deslumbra
canabaliza al chamaco
chamaniza al tarado
al nervioso lo inciensa
agiliza navajas
beatifica borrachos
meteoriza adoquines
enceguece semáforos
a los dandys los zumba
a los fifís los peach melba

Sin su halo de gritos
sin su ojo de sangre
sin sus ingles de lija
sin sus sientes de escándalo
viviríamos pero en seco

Con zapatos de engrudo
con cabellos quebrados
orinando encogidos
el aullido sin voz
como faldas sin cuerpo
o martillo sin clavo

Devoción Cherokee

Poesía atroz, te amo de siempre, Patees, silbes, muerdas o vueles
Bendita mía , pétalo santo, bendita mía, coño encharcado.
Mi yo eres tú, vamos al rastro,
Sangre de pálpitos belleza alada
Rompes mis ancas me traes de un alba
Rompes mis ancas me traes de un alba
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
De un sol obtuso, vidrio de barda,
No me regreses plasma gandalla
En ti soy otro, pulso mis ganas, en ti soy otro, ¡afilo mis garras!
No hay muerte, no hay calma, contigo, oleajes, lunas, Saharas
El riel de un hueco, los colmillos de un puerco
El riel de un hueco, los colmillos de un puerco
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.
Poesía atroz, te amo de siempre, patees, silbes, muerdas o vueles
Bendita mía , pétalo santo, bendita mía, coño encharcado.
Muevo el rostro, no escupo nada, mas te miro, soy tu delirio
Soy tu destello, eres mi hacha, soy tu destello, poesía atroz eres mi hacha
?Más allá de la poesía la rata ruge
locamente sin retorno
siempre el juego, el estado beligerante
flecha lanzada sin cesar
a contracorriente
flecha lanzada sin cesar
cara a cara de la muerte
mas loca y mas ansiosa
de cerca, de lejos, convulsivamente
y voz desgarradora?
Sin otra opción hurgo en tus astros a gatas
Escribo, meo, cojo, me embriago, bailo con ratas.


Jesús Lizano - Un salvaje anarquista-


Nace en Barcelona en 1931 es licenciado en Filosofía, se define a sí mismo como “un anarquista poético, un rebelde, un excluido del sistema literario”. También es un lúcido y, en ocasiones humorístico poeta además de un pensador libertario y un excelente orador, en sus versos se conjugan la rebeldía y la contemplación, la militancia de las ideas anarquistas, Lizano llama a su pensamiento "Misticismo Libertario" y ve el proceso evolutivo de la especie humana, desde que sale del "mundo real salvaje" hasta que se estanca es este "mundo real político" y es optimista respecto a las aptitudes de la especie para culminar el proceso en un mundo en donde la búsqueda de la plenitud fuera la clave de nuestro vivir, en donde todos fuéramos únicos y compañeros... el "mundo real poético" el mundo de la anarquía…


LAS PERSONAS CURVAS
Mi madre decía: a mi me gustan las personas rectas
A mí me gustan las personas curvas,
las ideas curvas,
los caminos curvos,
porque el mundo es curvo;
y me gustan las curvas
y los pechos curvos
y los culos curvos,
los sentimientos curvos
la ebriedad: es curva;
las palabras curvas:
el amor es curvo;
¡el ventre el curvo!;
lo diverso es curvo.
A mí me gustan los mundos curvos;
el mar es curvo,
la risa es curva,
el dolor es curvo;
las uvas: curvas;
los labios: curvos;
y los sueños, curvos;
los paraísos, curvos
(no hay otros paraísos);
a mí me gusta la anarquía curva;
el día es curvo
y la noche es curva;
¡la aventura es curva!
Y no me gustan las personas rectas,
el mundo recto,
las ideas rectas;
a mí me gustan las manos curvas,
los poemas curvos,
las horas curvas:
¡contemplar es curvo!;
(en las que puedes contemplar las curvas
y conocer la tierra);
los instrumentos curvos,
no los cuchillos, no las leyes:
no me gustan las leyes porque son rectas,
no me gustan las cosas rectas;
los suspiros: curvos;
los besos: curvos;
las caricias: curvas.
Y la paciencia es curva.
El pan es curvo
y la metralla recta.
No me gustan las cosas rectas
ni la línea recta:
se pierden
todas las líneas rectas;
no me gusta la muerte porque es recta,
es la cosa más recta, lo escondido
dentro de las cosas rectas;
ni los maestros rectos
ni las maestras rectas:
¡libérennos los dioses curvos de los dioses rectos!
El baño es curvo,
la verdad es curva,
yo no resisto las verdades rectas;
vivir es curvo,
la poesía es curva,
el corazón es curvo.
A mí me gustan las personas curvas
LA CONQUISTA DE LA INOCENCIA

Resulta que soy un niño,
que todo
ha ido haciéndome un niño,
que el sufrimiento y la alegría me han hecho un niño,
que como un niño
todo lo he ido transformando en sueños,
jugando con mis sueños y con mis versos,
resistiendo con ellos,
que contemplar todos los mundos me ha hecho un niño,
que yo iba como todos para ser un hombre
y las fronteras me han hecho un niño,
los fingimientos y los límites:
todo me ha hecho un niño;
que la locura me ha hecho un niño,
verla, palparla,
a través de todos los disfraces y de todas las máscaras,
que el asalto de la razón a todo lo que vive
me ha hecho un niño,
que sorprenderme por todo me ha hecho un niño,
desear un vivir que sobre todo fuera una aventura,
que me ha hecho un niño
el engaño de cuantos han crecido,
que les hacían hombres
las trampas de los dominantes,
que dejas de ser niño cuando te conviertes en dominante,
que el dominio de las abstracciones me ha hecho un niño,
que al parecer eso es ser hombre,
que he preferido ser un niño
para salvar todo lo creativo,
que mi mundo
no es de este reino perdido,
para dar a los sentidos lo que es de los sentidos,
al instinto lo que es del instinto,
que los sueños me han hecho un niño,
que no podía vivir si no era un niño
que me ahogaban las órdenes y las leyes.
Resulta que muchos de los que se hicieron hombres
y no buscaron la inocencia,
al final de sus vidas
recuerdan con nostalgia lo que tuvieron de niño,
porque a ser hombre llaman
vivir en un mundo de dominantes
y sometidos,
que la soledad me ha hecho un niño,
que el darlo todo y el haberlo perdido
me ha hecho un niño,
que he sido un poeta maldito porque soy un niño,
que me ha hecho un niño
ver que lo único importante
es buscar la inocencia entre la astucia,
que cuando he amado
me he convertido en un niño,
que comprender que hay víctimas pero no culpables
me ha hecho un niño,
que por ser un niño
mantengo la ilusión a pesar de los desencantos
y de la sangre derramada
entre las trampas y los mitos,
que ver cómo caemos todos en las innumerables trampas
me ha hecho un niño,
y que de no ser un niño
nunca hubiera nacido en mí la rebeldía,
que es preciso
comenzar a rebelarse a uno mismo,
no seguir la consigna de ser un hombre,
que soy poeta porque conquisto la inocencia
cada vez que abro los ojos y contemplo las cosas,
que a ser niño
es lo único que he aprendido
y porque observo que todos los seres
con el mismo destino:
nacer para la muerte,
no dejan de ser niños:
que un pájaro siempre es un niño,
que un árbol siempre es un niño,
que un perro siempre es un niño.
Y porque pienso qué es un hombre
si deja de ser niño,
que se equivocan las escuelas
que intentan hacernos hombres
prometiéndonos falsos paraísos,
que la anarquía sólo será posible
cuando todos fuéramos niños,
cuando todos partamos
a la conquista de la inocencia,
que escribo este poema
porque resulta que soy un niño...


Poemo

Me asomé a la balcona
y contemplé la ciela
poblada por los estrellos.
Sentí fría en mi caro,
me froté los monos
y me puse la abriga
y pensé: qué ideo,
qué ideo tan negro.
Diosa mía, exclamé:
qué oscuro es el nocho
y que sólo mi almo
y perdido entre las vientas
y entre las fuegas,
entre los rejos.
El vido nos traiciona,
mi cabezo se pierde,
qué triste el aventuro
de vivir. Y estuvo a punto
de tirarme a la vacía...
Qué poemo.
Y con lágrimas en las ojas
me metí en el camo.
A ver, pensé, si las sueñas
o los fantasmos
me centran la pensamienta
y olvido que la munda
no es como la vemos
y que todo es un farso
y que el vido es el muerto,
un tragedio.
Tras toda, nado.
Vivir. Morir:
qué mierdo.

Antonio Gamero -Un salvaje incendiario-


Antonio Gamero, nació en San José Villanueva, El Salvador, en 1917 escribió dos libros de poesía TNT (1943) y Bajo el temblor de Dios (1950) fue conocido como el “poeta salvaje” por su actitud iconoclasta y su lenguaje transgresor, llama la atención el metadiscurso de sus poemas supuestamente amorosos que evocan una realidad social asfixiante, murió en 1974, es uno de esos poetas olvidados que apenas tuvo reconocimiento y del cual es difícil saber algo más que unas pocas palabras provenientes de olvidadas antologías. Quedamos pues con su palabra

Buscando tu saliva

En esta constelación de gritos
y en este vaivén de olas humanas y difusas,
yo busco la corriente clara de tu saliva
-ungüento iluminado de palabras y risas.
Me quito la camisa, el miedo y los zapatos
y subo por escalas de aire y nada
para asaltar y desflorar
la desnuda verdad de la esperanza.
Bombardeo la noche
con mis vacilaciones de luciérnagas
y mis manos se llegan submarinas
a sabotear el rojo resplandor de tus piernas.
Yo busco inopinadamente tu saliva
para que no se riegue inútilmente
en este gran vacío donde todo se pierde
y para humedecer la tierra
donde la yerba y la golondrina
bajo la sed se hermanan en la muerte.
Yo busco tu saliva mentolada
para pegar cabezas
desprendidas del cuerpo de los niños
y para alimentar lasa células
de la gente leprosa que anda buscando asilo.
Para abrirle los ojos a los gatos naciendo
bajo trenos de sol desgobernado
y para desapegar las estampillas
de cartas censuradas que me vienen
de los confusos y lejanos puertos.
Yo sé que todos los amantes vinieron
a besar la rosada cicatriz de tus labios
y a extraer el zumo de tus limas maduras:
al herirte la carne y al enardecer tus brazos.
Mas yo he venido sólo para buscar tu saliva;
tu saliva que sirve sólo para limpiar metales,
tu saliva que apaga el cansancio de mis miembros,
tu saliva que ahoga la cólera de las viejas,
tu saliva que lava la camisa de Dios,
tu saliva que ablanda las conciencias,
tu saliva que abre hoyos en las piedras,
tu saliva que es frágil en la hora de abrazarnos,
tu saliva que es sangre perfumada, incolora,
tu saliva que es germen de santos y profetas,
tu saliva que es sal y agua bendita
para animar la ira del demonio.
Todos los amantes vinieron a buscar tu carne;
en cambio yo agonizo buscando tu saliva
para inyectar este animal enfermo
que traigo aprisionado en mi camisa.

Primer poema para antes de morir

Tengo los brazos locos de abrazarte
Y las manos tullidas
De repicar las rojas campanas de tus senos;
Me duelen las palabras, la boca sin saliva,
De retener tu nombre en el silencio.
Me está doliendo el alma
Con un dolor de espejos
Donde por muchos años
Se enarboló desnuda la flama de tu cuerpo.
Ya la muerte me busca
Para pedirme el último boleto:
Ya en tu lomo de piedra
Se escribe el testamento de mi rica pobreza:
Para mi madre lego
Un corazón llorado de suspiros
Y un alma proletaria que sabe de obediencias
Y sabe de los gritos rebeldes en la angustia:
Para mi padre, toda la fuerza de ser hombre
Y de haber desafiado
Las iras de los brutos con mi verbo,
Y para ti, mujer, que asistes mi agonía,
Queda mi nombre herido flotando en la tristeza
Y un hijo casi negro bulléndote en el pecho.
Y con tal de sentirme un hombre hombre
Eres hoy la más hembra de todas las mujeres:
Húmedos de tu frente
Los gatos negros de sus cejas hacen
Círculos de alegría, y tu serena
Actitud democrática me da
Libertad de que hable, de que piense,
De que maldiga al tiempo
Y de que suelte al mundo mis blasfemias.
Y no lloras ni vienes enlutada,
Sino vestida de valor y escándalo.
Y nada importa el ojo que te mira:
Tu presencia desvístese en el agua
Que brota de mi angustia;
En cambio yo, como amoroso perro,
Golosamente lamo la ceniza
Del fuego de tus muslos apagado
Y olfateo la sangre
Que enrojece tus manos.
Ya pitó su alarido mi sirena.
Soy un navío inglés que se está hundiendo
Con el mar de tu sangre en su redor.
¡Desde un avión nazista blindado de luceros,
Dios bombardea muerte sobre mi corazón!

Algunos versos del autor de este blog


Silencio

Siempre hay un silencio más profundo
un silencio descalzo,
desnudo, ojeroso,
un silencio ahogado
crepitando en lo oscuro,
un silencio de muertes necesarias
un silencio de estatuas innombrables
como el silencio del hambre repetida
y aún hay más silencio
meciéndose sin suerte
un silencio enervado
crispado en la demencia
un silencio que tuerce la esperanza
que devora flores desmembradas
un silencio de espejo
marchito por los años,
un silencio de asilos y omisiones
un silencio tardío de fuegos separados
y así siguiendo…
hasta el silencio del polvo primigenio.


Bienaventuranza

Bienaventurados pues
los que no saben
el hambre que provoca la belleza
los inmunes, los castos,
los que nunca se asomaron en el vértigo
dios bendiga a los fieles creyentes
de la excelsa teoría del progreso
los que llaman a las cosas por su nombre
y casi siempre pagan sus impuestos
alabados sean
los que predican a voces la vida eterna
mientras cimientan su reino en esta tierra
y saben distinguir
el salvajismo de ciertos pueblos
de las prudentes guerras necesarias
bienaventurados sean
los que ignorando
ofenden y temen
escupiendo en el rostro de la miseria.

Armapoema

Dulces sueños
a los perseguidos por su sombra
a las prostitutas y sus duelos
a los delirantes de las letras pequeñas
a los traicionados en su torpe empeño
dulces sueños
a los vagabundos del estigma perpetuo
a los desahuciados que se ríen de todo
a los hambrientos que se callan las tripas
a los condenados que no niegan nada
dulces sueños
a los miserables en todo su encanto
a los poetas y sus balas perdidas
a las minorías de la fe extraviada
a los descartables de lagrima viva
dulces sueños
a los sospechosos de las pesadillas
a los inconformes que aman aterrados
a los mal vivientes que temen y ocultan
a los tartamudos que entienden el mundo
dulces sueños
a los desvelados de los horizontes
a los heridos de primera fila
a los ebrios invencibles
a los olvidados de cualquier fábula
dulces sueños
a los fracasados que ya no insalivan
a los confundidos que no entienden nada
a los errantes que lo han visto todo
a los viudos que aman el olvido
dulces sueños
a los adictos de las esperanzas
a los desterrados del ínfimo consuelo
a los presos de presunta inocencia
a los desvalidos que aturden de vida
dulces sueños
a los lujuriosos que se apartan del día
a los furiosos que pelean con el tiempo
a los resignados de rodillas limpias
dulces sueños compañeros
a pesar de todo
y todavía.

Mendigo

Un día hubo para entregar
los dos últimos gramos de vergüenza,
para incendiar el hilo azul de la cordura,
y restar lo que quedaba de inocencia.
Así la ropa entristecía
fumando por las calles truculentas,
blandida por recuerdos casi muertos…
sin camino ya y sin fuerza…
todo esto,
para seguir respirando un latido tras otro
como un reloj marchito,
marcando el paso infame de la degradación,
para tener la mirada vidriosa
del fondo de las botellas,
para amanecer sin muros
con la boca arenosa soñando café,
sin nada más que el exilio,
el asco de los otros,
los ladridos furiosos de perros fantasmales,
el coro de dolientes arideces
el hedor a muerte de los vertederos,
el hambre como daga atornillada,
el monologo enfermo de la soledad
y nada más
porque no cuentan las sombras,
los temblores, las fiebres,
ni las cosas que se dieron por perdidas.
Preguntas para el desvelo

Quién era yo
atravesado de primaveras
y proezas de alcoba
ciego de amores irresolutos
quién era entre fabulas nocturnas
de ebriedad incansable
quién era después de la caída
después del dolor…
dónde era yo
después del punto muerto
con la misma pregunta incontestable
y una perplejidad siempre en estreno
dónde era yo después de ser arrancado
con mis versos a otra parte…
cómo era yo cuando la angustia
era en nidos ajenos
y silbaba despacio por calles lejanas
con las manos siempre en los bolsillos
y sin nada que hacer
cuándo era yo el que partía
con las manos vacías
y fuego en las pupilas
cuándo era yo mirando como ardían
las naves del destierro
las promesas eternas malheridas
los abrazos perdidos
las utopías.

Carlos Juric (2005)